Los arrieros homenajean al maestro

Los arrieros homenajean al maestro

La Asociación de Vecinos “Los Arrieros”, de los barrios de San Andrés y Santa Clara, quiso recordar, en los Mayos de este año, la labor de todos los hombres y mujeres que nos dedicamos a la educación. Y en representación de todos ellos, reconocieron el papel del Colegio La Salle en el barrio y en Astorga. Nos sentimos, como maestros, muy agradecidos.

El Hno Juan González Castromil leyó este texto sobre el maestro:

“Si cerramos los ojos y recordamos nuestra niñez, encontraremos en ellas un maestro o maestra cuyo recuerdo nos despierta ternura, respeto, agradecimiento.

El maestro es una persona valiente, que acepta con humildad, un reto de gran responsabilidad, de la que es plenamente consciente.

Sabe que lo más importante para enseñar es aprender, y por ello está siempre atento a las nuevas necesidades de sus alumnos, a las nuevas formas de enseñar.

Cuando un maestro entra en su aula, el mundo entero se condensa en sus alumnos: son lo único importante y a ellos dedica toda su atención.

Es consciente de la responsabilidad que tiene para con sus alumnos, de que cada gesto suyo será observado, de que, aunque no quiera, es su modelo. Y pone toda su alma en ser el modelo adecuado

Es capaz de ver individualmente a sus alumnos, apreciar sus diferentes capacidades y sus diferentes dificultades, y se esfuerza por adecuar su tarea a esa diversidad.

El maestro no enseña: muestra, guía, acompaña, reconoce la valía de sus alumnos, saca lo mejor de cada uno de ellos.

El maestro ama su profesión porque, como dijo S.J.B de La Salle, patrón de todos los maestros, “ama a sus alumnos” y se “gana su corazón”.