Celebración en Lliria de la Conferencia anual de Visitadores de la RELEM

Celebración en Lliria de la Conferencia anual de Visitadores de la RELEM

El verano es tiempo de descanso y también de planificación. Entre los días 2 y 5 de julio, se celebró la Conferencia de Visitadores de la RELEM marcada por tres elementos que hicieron de esta cita un momento especial y diferente respecto a las que se suelen celebrar todos los años, en distintos lugares de la RELEM. El primer factor, se centra en que tuvo lugar en julio, cuando normalmente suele celebrarse durante el desarrollo del curso, fundamentalmente en enero. La segunda clave, que tuvo lugar en Lliria, lo cual determina el papel de anfitrión que jugaba el Distrito ARLEP. Finalmente, y seguramente la más significativa, la presencia de los Hermanos del Consejo General. Es por ello que la reunión tuvo lugar en el mes de julio, una vez terminada la visita de los Hnos Robert Schieler y Aidan Kilty por todos los Distritos de la RELEM que habían hecho a lo largo del curso.

Asistieron a la Conferencia todos los Visitadores titulares y Auxiliares de los distintos Distritos de la RELEM y, a lo largo de los tres días que duró la Conferencia, se abordaron muchos temas en relación con el Instituto y la Región RELEM. Se revisó el informe del Consejo General sobre la Asamblea Intercapitular celebrada en Roma en el mes de marzo y se analizó en profundidad el presupuesto económico de la RELEM, concretando y decidiendo el modo de costear el proyecto de la comunidad de Molembeck entre todos los distritos, el futuro de la RELEM y su organización (aprobando el fortalecimiento del equipo de la RELEM con la entrada de un miembro más), y la duración de dos años para el Noviciado de la RELEM.

A todos los temas de estudio mencionados, debemos añadir una tarde de convivencia que se vivió en torno al Oceanográfico de Valencia, en medio de la fauna marina que habita este emblemático lugar levantino, y la posterior eucaristía y cena en el Centro de Paterna acompañados por un buen grupo de Hermanos y asociados de las zonas cercanas.

La casa de Lliria, como es habitual, se desvivió por atender muy bien a todos los miembros de la Conferencia. Tanto el Director de la casa como la comunidad de Hermanos como el resto de personal que atiende el funcionamiento de la obra les hicieron sentir a los participantes como en casa.

 

H. Visitador Auxiliar Esteban de Vega